Derrotas


Hay miradas devastadas por la cobardía. No emprenden vuelos. No se atreven. No atisban más allá. No ven nada. Suelen darse de bruces.

Él tenía la cabeza erguida, la palabra baja y la mirada completa. Circular.

Ojos para mirar a lo lejos que te veían y te ponían cerca. Ojos para zambullirte: Serenos. Ojos para dejarte estar un rato y salir después fortalecida.

Hablaba poco. Apenas dos palabras constantes. Decía “dignidad”. Y decía “cultura”. Y te enseñaba las claves de la resistencia. Para llegar a ser fuerte. Para poder ser noble, generosa y valiente. Para que perdonaras siempre y pudieras caminar libre de cargas. Ligera. Intacta.

-“No olvides nunca: Eres tu pasado. Pero eres también lo que construyas: No te detengas. Camina”.

Cabías en sus ojos. Te lanzabas sin miedo y nadabas en ellos. Si te sumergías, encontrabas restos de naufragios: el dolor por la persecución política, por la injusta condena; el dolor por el destrozo general, por el saqueo de todo lo construido con esfuerzo; el dolor por el estigma. Y también el miedo.

El miedo era un velo  sobrevolando todas las habitaciones de la casa. Miedo al precipicio del pasado. Miedo a la caída libre. Miedo al “volverán”.

El miedo, que ponía el índice sobre los labios para que te guardaras las palabras, las ideas.

Silencio: No contar. No llamar la atención. Silencio: Humildad.

Pero en ese buceo por el fondo de sus ojos encontrabas también tesoros de incalculable riqueza: el valor del perdedor que no fracasa. La victoria de quien edifica y no destruye. El triunfo de la supervivencia: física, moral e ideológica.

-“Nadie podrá quitarte jamás lo que aprendas”. “Pueden engañarte, pero sólo un rato. En cuanto te des cuenta, pon a salvo tu dignidad”.

Silencio. Discreción. Y la cabeza muy alta para sostener en vertical el peso muerto de tus convicciones y de tu (casi siempre a contracorriente) identidad.

Desde luego, hay derrotas que sólo generan victorias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Exteriores y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s