Me has borrado el Tuenti y ahora vamos a tener bulla!!!! -Basado en hechos reales-


Hoy amaneció con frío. No llovía pero tampoco se podría descartar esa posibilidad.

Una pena. Habría sido mejor un día soleado, cálido… quizás así los ánimos podrían estar un poco más templados, pero no fue así. La entrada fue igual que el amanecer.

Lo cierto es que no se imaginaban que se fuera a montar semejante lío a cuenta de una cuenta, o dos, o tres, o los cientos de miles que pueda haber en el país . Una cuenta desaparecida… Y había que apuntar a una culpable y tenía que ser ella.  Se llevaban mal desde hace tres años y era el momento de apuntar. Le tocó. ¡Vaya lotería!

Llegaron a la presentación del colegio. Secundaria. Un centro a los que se supone va gente “bien” (todavía no conseguí entender qué significa eso) y en el que nadie se imagina que monten líos de calibre.

Entraron en el patio.  Iban a mirar las listas para ver en qué clase les había tocado. Hasta ahí todo bien.

Alegría de comprobar que no le había tocado con las que siempre le daban problemas en grupo. Una por una eran hasta majas, pero juntas  se convertían en pequeños pitbulls con un vocabulario de los que hacen que un caminonero parezca una nena cursi.

¿Y tú de qué coño vas? Le espetó una niña bien, hija de un don conocido personaje, metida en un grupo de hijas de familias bien, supuestamente educados todos ellos y maravillosos.

¿Que de qué voy? Le contestó ella.

Sí, le dijo otra. Tú has borrado mi Tuenti. Yo lo sé. Y a ella también.

¿Que qué? Le dijo ella. Oye, yo no borré nada a nadie.

Sí. Yo sé que me borraste mi cuenta, insistió la pija. Y te vas a enterar, sentenció después de agarrarla por la muñeca con fuerza.

Déjame en paz. Eso no es cierto. No sé de dónde habéis sacado esa historia. Me caes mal, pero no te borré tu Tuenti. Volvió a repetir ella.

Así comenzó el día…. Sonaba como en los barrios bajos de la gran ciudad… pero no , estaba pasando en el cole guay de los niños  guays.

Ya por la tarde la cosa se lió un poco más.

Habían llamado a una “matona”  para que le pegara. La cosa se ponía caliente.

Decía que hoy las clases empezaron mal para algunos y algunas después de unas vacaciones en las que las cuentas de Tuenti se borraron una y otra vez… pero el tema podía empeorar…. o no…. siempre hay un depende….

Nadie se podía romper las uñas dándole unos golpes, así que mejor llamar a  la nena para que le diera una paliza por haberle borrado la cuenta del Tuenti. Aunque no se lo hubiera borrado. Eso ya daba igual. Alguien se había empeñado en que ella se lo borró y con eso era suficiente. Ahora tocaba bulla y cuando alguien se va pegar con alguien es por algo….. salvo en ciertos casos…. muchos casos…. en que la cosa se lía porque sí….

Solo un rasgo de fortuna. La buena de Patri -que así se llamaba la matona-  conocía a la víctima y se negó a pegarle. A veces también pasan esas cosas.  La víctima no puede ser amiga del verdugo. El cuello estaba a salvo de momento…. solamente de momento….

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Exteriores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s